Uso fraudulento de tarjetas: cómo recuperar tu dinero

Uso fraudulento de tarjetas: cómo recuperar tu dinero

Abres la aplicación móvil de tu banco y te dispones a comprobar si has recibido esa transferencia que tanto esperabas o simplemente para disfrutar de la bajada de tu cuota hipotecaria ahora que, ¡por fin!, tu banco te ha eliminado la cláusula suelo tras años de pleitos… Y, ¿qué te encuentras? Pues con la desagradable sorpresa de que tienes bien marcado en rojo y en negativo varios cargos con tarjeta por conceptos que no entiendes a qué se deben y en una moneda extranjera, equivalente a cientos de euros… Tras quedarte unos segundos pensativo y buscando razones que justifiquen tal situación, de manera repentina se te viene a la mente la anécdota que tiempo atrás te contó tu vecino una vez y que pensabas que le había ocurrido por incauto.

Pues sí: acabas de caer en la cuenta de que tú también has sido víctima de un uso fraudulento de tarjeta, esa estafa cuyas víctimas pensabas que solo serían despistados e irresponsables consumidores como tu vecino y que nunca te podría suceder a ti, que con tanto celo ocultas, por ejemplo, tu pin secreto en el cajero o al pagar en la caja del supermercado.

Y es que estos fraudes se dan con muchísima más frecuencia de lo que pensamos y a pesar de poner todo de nuestra parte para evitarlos, ya que quienes los cometen no necesariamente te roban los datos directamente a ti, sino, por ejemplo, a portales web como ese en el que contrataste unas noches de hotel con tu tarjeta, dándoles los datos de la misma.

Y ahora, ¿cómo recupero mi dinero? -te plantearás de manera angustiada y pesimista…

Pues tranquilo. Te lo explicamos a continuación en 3 sencillos pasos a seguir:

1.º Comunicar tal incidencia lo antes posible a tu banco para bloquear y desactivar la tarjeta y que no se puedan realizar nuevas compras con la misma.

2.º Imprimir un extracto de los movimientos de la cuenta y llevarlos a la comisaría de policía junto a tu DNI -o cualquier otro documento que permita identificarte, como el carné de conducir- para adjuntarlo a la denuncia que interpongamos y de esta manera dejar constancia de los hechos ocurridos y que los mismos sean investigados.

3.º Acudir con copia de la denuncia interpuesta a tu oficina bancaria y solicitar por escrito al departamento de atención o de protección del cliente bancario el reembolso del importe defraudado, ya que, al contratar tu tarjeta, estás cubierto por un seguro previsto para este tipo de incidencias, en virtud de la Ley 16/2009, de 13 de noviembre, de servicios de pago.

Ya solo será cuestión de tiempo que el dinero sustraído fraudulentamente vuelva a aparecer en tu cuenta bancaria. Si no fuera así, por contestación negativa de la entidad bancaria o por haber transcurrido sin contestación dos meses desde la presentación de la reclamación en la oficina, deberíamos dirigirnos al Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones. Y, en última instancia, en caso de no tener éxito, valorar la iniciación de un procedimiento judicial para recuperar el dinero defraudado.

Todo este procedimiento sería aplicable a situaciones de copia o duplicado de tarjeta, así como a casos en los que un tercero consiga tus datos sin que la hayas perdido o te la hayan sustraído; para estos casos de pérdida o robo, tendrás que hacer frente a lo sustraído hasta el momento en que pongas en conocimiento los hechos ante tu entidad, con un límite máximo de 50 euros.

Si has sido víctima de este tipo de fraudes con tu tarjeta bancaria y tienes dudas de cómo proceder en alguno de los pasos a seguir que hemos detallado, desde Red Abafi recomendamos asesorarse con un profesional especializado en la materia para garantizar todo lo posible la recuperación de la pérdida sufrida.

Por: Eduardo Zamora Angulo