Minicréditos: ¿por qué no caer en ellos?

Los despachos integrantes de RED ABAFI recibimos muchas consultas relacionadas con minicréditos. ¿Por qué se han extendido? Pues porque los minicréditos son préstamos que se conceden de manera muy fácil y sencilla. Basta con una llamada o rellenar un formulario en la web de la entidad financiera y recibes el dinero al instante.

La inmediatez en la concesión de este tipo de créditos se produce porque estas entidades no realizan un análisis previo de la solvencia del cliente. Pides el dinero y te lo dan, así de sencillo.

Las personas que acuden a esta financiación normalmente lo hacen por encontrarse en situaciones puntualmente complicadas y la desesperación y vulnerabilidad les lleva a caer en manos de estas financieras quienes, lejos de arreglar sus problemas, les catapultan hacia la insolvencia.

Lo habitual es que quien contrate un minicrédito lo haga varias veces, es decir, cancele uno para contratar otro. El primer crédito suele ser sin interés o con una pequeña comisión de apertura lo que para el cliente no supone mucho. Después, unos días antes del vencimiento, les llaman y ofrecen cancelarlo anticipadamente a la vez que les conceden otro de mayor importe para pagar el anterior y así se enganchan y cuando empiezan a tener dificultades para hacer frente al pago de este, aparecen otras entidades de la misma naturaleza que incluso algunas pertenecen al mismo grupo e igualmente les dan capital para pagar a la otras, entrando en un espiral sin fin que, en muchos casos, acaba en cuadros graves de ansiedad y depresión. Han adquirido tantas deudas, que ni son conscientes de lo que llevan pedido ni lo que llevan pagado y lo que aún les resta por pagar, eso sumado al hecho de que reciben llamadas constantes para que procedas al pago de manera inmediata con advertencias que llegan incluso a rozar la legalidad.

Estos créditos, en muchas ocasiones, tienen una TAE (coste total del crédito) tan elevada que en la mayoría de los casos supera las 3 cifras por lo que en la vía judicial se consigue su nulidad por considerarse usureros.

Si eres uno de los afectados por este tipo de crédito, no dudes en contactar con los profesionales de RED ABAFI, Abogados y Economistas. Te asesoraremos sobre cómo proceder en estos casos.

 

Autora: Azahara Pozo Gómez

Comparte